Cadena humana por ecosistema de Tunquén

Actualizado: 26 may

Diversas organizaciones medioambientales de las comunas de Algarrobo, Casablanca y del país se unieron en una gran cadena humana en defensa de Tunquén, el último ecosistema prístino de la región de Valparaíso que se encuentra amenazado por la expansión inmobiliaria.


La actividad se realizó el sábado 13 de noviembre, desde las 11.00, en la Playa Grande de Tunquén, donde se buscaba promover y generar conciencia sobre la conservación y defensa del patrimonio natural y cultural de la zona, impulsando la creación de un parque costero intercomunal que beneficie a la naturaleza y a la comunidad.


Para resguardar el ecosistema, comunidades indigenas, ambientalistas y profesionales se delimitaron la zona y diseñaron senderos, para que el tránsito de las personas se realizara resguardando la flora y fauna costera.


Entre las organizaciones medioambientales que convocaron a la jornada estaban Fundación Tunquén Sustentable, Comunidad Tralka L'afken', Comité Ambiental de Algarrobo, Comité Ambiental Casablanca, Movimiento Ciudadano Rescate Pingüino, Ojos de Mar, No al Rabanal, Algarrobo Sustentable, Agrupación Las Vertientes de Canteras, Humedal Laguna de Cerro Alegre, Agrupación Mujeres de Mar y Tierra, Eco Quintay, Junta de Vecinos de Quintay, Frente Feminista y Asociación Antumapu de Quilpué.


COORDENADAS

Cadena humana por el ecosistema de Tunquén

#ParqueCosteroIntercomunal | #CadenaHumanaTunquén

DÍA: sábado 13 de noviembre de 2021

HORA: 11.00

PUNTO DE ENCUENTRO: Ingreso playa grande de Tunquén

(VER MAPA https://n9.cl/l6jre)


SOBRE TUNQUÉN

El nombre Tunquén viene del mapudungún y significa “la tierra que se abre o se agrieta”. Se encuentra entre las comunas de Algarrobo y Casablanca de la región de Valparaíso. La playa tiene una extensión de dos kilómetros, conformando un ecosistema costero integrado por dunas, quebradas y un humedal, que almacena agua dulce.


La zona sostiene la vida silvestre, ayuda en la mitigación y adaptación al cambio climático, contribuye a la diversidad biológica de flora y fauna silvestres de especies endémicas y aves migratorias, todo lo cual conforma un patrimonio natural de importante valor medioambiental y humano.


La biodiversidad del lugar, forma parte del corredor biológico costero de América. Habitan 347 especies de flora, 104 especies de vertebrados (mamíferos, reptiles, peces y anfibios) y 72 especies de aves nativas. El abastecimiento de agua dulce que entrega el humedal, posibilitó el asentamiento temprano de comunidades prehispánicas, que se registra en los sitios arqueológicos del lugar.


Actualmente, Tunquén es la última playa libre de edificaciones de toda la zona central de Chile.