Cartagena de Indias y su riqueza patrimonial

Actualizado: 18 de mar de 2019

La puerta de entrada y salida del Caribe colombiano, presenta un restaurado centro histórico que se mezcla con la comida y bailes típicos que se presentan en calles y plazas de la ciudad amurallada.


por Salvador Carmona Schönffeldt


La tribu Kalamary vivía feliz en este territorio, hasta la llegada de Pedro Heredia en 1533. Al igual que en otros terrenos del continente, los conquistadores borraron del mapa a los originales protagonistas.


Es más, la baja población indígena implicó que fuera un puerto de entrada de miles de esclavos traídos desde África y que fueron duramente explotados en trabajos forzados.


Durante la colonia se le denomina Cartagena de Indias -para diferenciarla de Cartagena del Levante en Murcia- y para su defensa de los piratas comienza a levantarse la ciudad amurallada, patrimonio cultural de la humanidad desde 1984.


En el recorrido por el centro histórico aparecen valiosas construcciones que develan su patrimonio e invitan a detenerse, contemplarlas y almacenarlas en la memoria.


Entre ellas está el Palacio de la Inquisición, siniestro lugar donde se dictaron castigos contra la hechicería, blasfemia, adulterios y bigamia, entre otros “delitos” coloniales, impuestos por la espada y la cruz. Actualmente alberga al Museo Histórico de Cartagena, donde se puede conocer el desarrollo de la ciudad.


Antojos y mar

Mientras caminamos por las calles de La Heroica -como la denominó Simón Bolívar por su resistencia contra la corona española en plena independencia- nos encontramos con antojos gastronómicos.


Partir el desayuno con una arepa de huevo, compartir un cóctel de camarón a media mañana, almorzar una mojarra frita con arroz de coco y comer una hamburguesa en las calles de Getsemaní por la tarde, son algunas de las opciones culinarias que presenta la ruta.


A los antojos se puede sumar el inevitable tránsito por el Portal de los Dulces o sentarse, con cerveza en mano, en los múltiples bares y restaurantes que se ubican alrededor de plazas como San Diego, Santo Domingo o La Trinidad.


Además de su nutrido patrimonio cultural, Cartagena de Indias es bañada por el mar Caribe, luciendo playas de aguas cálidas e islas cercanas que se pueden visitar en lancha.


Entre estas últimas figuran las Islas del Rosario, a sólo 45 minutos de Cartagena, donde podrás disfrutar del mundo submarino y contemplar corales, peces de colores, naufragios y muchísimo más, en un escenario que enaltece su patrimonio natural.




   © La Vieja Ciudad 2004 - 2020       info@laviejaciudad.travel     Whatsapp +56992180738